Los Hongos Tibetanos o Tibicos y el Cáncer

La historia sobre un profesor polaco que logró curar el cáncer del hígado durante su permanencia en India es la mejor introducción que puede corroborar los poderes curativos de los hongos tibetanos. Además, este hombre fue el que llevó esta seta a Europa.

Antes de eso, sólo los monjes tibetanos sabían de sus ventajas y valores nutritivos, porque ellos fueron los que los cultivaron para utilizarlos como parte de sus tratamientos naturales. Como otras especies, el hongo tibetano también tiene un gran contenido alimenticio en cuanto a las vitaminas y minerales.

tibicos hongos  y el cancer

En el mundo de la salud estos hongos se llaman “un remedio vivo” debido al kéfir, la leche que contiene bacterias ácidas lácticas, que de hecho es el hongo tibico fermentado. Los científicos se han fascinado con las propiedades de la bebida y han notado que tiene un papel significativo en la curación y la restauración de neuronas dañadas y como consiguiente, pueden mejorar las capacidades cognoscitivas de la persona. Hay casos que han mostrado que tiene propiedades antitumor y antimutagénico.

La atención se ha centrado sobre todo en el hongo mismo, pues se ha probado que incrementa la capacidad de respuesta inmunológica del organismo humano y así ha sido durante siglos. Incluso refuerza el sistema inmunológico de pacientes con tumores, que han recibido radioterapia.

Pero antes de ingerir el hongo del Tibet o en su defecto la leche kéfir, es necesario consultar al médico, pues no se debe consumir de manera excesiva, sin moderación, ni mucho menos con el estómago vacío o si se es alérgico a la leche.

Qué es el Hongo Tibetano y dónde se originó

El Hongo Tibetano o Tibico medicinal es una variedad de seta originario de India, es muy raro y es cultivado por los antiguos monjes tibetanos. Muchos estudiosos han establecido su procedencia en las montañas caucásicas, entre el Mar Negro y el Mar Caspio.

Después de varios estudios, sobre todo en Alemania, se descubrió que tiene características de curación extraordinarias y es un remedio excelente para la prevención en la salud, así como para el tratamiento de muchas enfermedades.

hongos tibetanos que son

Las setas son plantas microfungosas que se pueden cultivar o encontrarse en la naturaleza. Las variedades de setas tibetanas incluyen cordyceps, chanterelles y melena del león. Generalmente son cultivados en la meseta tibetana y tales hongos también se aprecian por sus numerosas ventajas alimenticias y culinarias.

No sólo contienen minerales esenciales, si no también son bajos en calorías y de contenido alto en fibra. Un estudio realizado por científicos chinos acerca de diferentes especies de cordyceps, publicado en 2007, destacó el elevado contenido alimenticio de dichos hongos.

Cada especie contiene cantidades variadas de aminoácidos esenciales y minerales como hierro, zinc, selenio, molibdeno y cobre. También contienen ácidos grasos sanos y vitaminas como vitaminas A, D y E. Algunas variedades traen hidratos de carbono complejos como polisacáridos.

Los hongos tibicos se parecen un poco a la coliflor, pero en forma de una jalea transparente y esta seta se alimenta de leche o de una solución de azúcar para formar una cultura de bacterias y levadura. El producto final de esta mezcla es la bebida de los hongos, que puede estar preparada con agua o con la leche, así que, los nombres alternativos son el kéfir de agu y el kéfir de leche.

Los hongos tibetanos se fermentan para hacer el kéfir, una bebida probiótica, que contiene bacterias ácidas lácticas. Los resultados de un estudio hecho por científicos brasileños, publicado en enero de 2003 en “Investigación Farmacológica” indicaron que el kéfir tiene efectos inmunológicos, antibacterianos y antifungosos.

Según un artículo publicado en febrero de 2011 en “Investigación y administración del cáncer”, el kéfir es capaz de controlar el crecimiento y la proliferación de diversos tipos de cánceres como la leucemia. Otro estudio publicado en el octubre de 2010 en el “Journal de la Ciencia del Alimento” descubrió que posee propiedades antialérgicas.